Considerando que las fallas de seguridad principales detectadas en Zoom se deben a ingeniería social y podrían afectar a cualquier plataforma te compartimos algunas recomendaciones de seguridad.

  • Si decides registrarte como usuario o eres administrador de la aplicación, crea contraseñas fuertes combinando letras mayúsculas y minúsculas, números y otros símbolos y cámbiala frecuentemente.
  • Activa la autenticación en dos pasos, para que en caso de que olvides o que alguien intente acceder, puedas recuperarla o bien seas notificado del intento de intrusión.
  • Mantén actualizada la aplicación a la última versión disponible, incluyendo el sistema operativo, antivirus y firewall, incrementando las mejoras de rendimiento, así como de seguridad.
  • Cuidado con posibles complementos que mejoran o amplían la usabilidad, considerando que podrían contener código malicioso.
  • Crea salas de reunión con contraseña, de manera que puedas asegurarte que únicamente acceda quien debe hacerlo.
  • Usar las salas de espera, de modo que sólo usuarios admitidos pro el organizador, puedan entrar a la reunión.
  • No compartas las contraseñas de las sesiones en redes sociales ni con terceros desconocidos, podrías abrir la puerta a personas no deseadas.
  • Silencia tu micrófono y si eres administrador, es recomendable silenciar a todos los asistentes por defecto.
  • Apaga tu cámara a menos que requieras ser visto por los demás. Adicionalmente, es recomendable bloquear la misma físicamente con accesorios adecuados o incluso, con una cinta que puedas colocar y quitar en caso necesario.
  • Bloquea la opción de “compartir pantalla” para aquellos que no tengan el turno como anfitrión.

Aportación ALAS International Comité México

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.